Cómo servir el mejor café en tu cafetería

 El café es el elemento más importante de una cafetería y de cualquier negocio hostelero. Por eso, es muy importante que sirvas el mejor café posible para que tus clientes sigan eligiéndote. ¿Sabes cómo garantizar la mayor calidad en esta bebida? Te contamos cuáles son los pasos a seguir para servir el mejor café.

Cuida la materia prima

La elección del grano de café es muy importante. Deberías conocer qué tipos de café puedes servir, cuál es su origen, cómo ha sido tostado, cuáles son sus propiedades… Todo esto va a repercutir en el sabor en taza y, si la calidad del grano no es la adecuada, se notará. No elijas el grano que tu proveedor te ofrezca más rebajado o la marca más conocida. Recuerda que merece la pena probar varios tipos de grano hasta que encuentres el que más te guste y te convenza.

El café, siempre en grano

Tradicionalmente, en grandes superficies y supermercados, el café puede comprarse en grano o molido para facilitar su preparación. Sin embargo, un café recién molido es el único que conservará todas sus propiedades, el sabor intenso que le caracteriza y el aroma por el que lo elegiste. El café molido, que a priori sería el que muchos clientes tendrían en casa, no ofrece la misma experiencia gourmet que un café en grano.

Muele varias veces al día

Como ya hemos visto, el café de mejor calidad es el que está recién molido. Por eso, no dediques una hora antes de abrir para moler todo el café que crees que vas a necesitar. En lugar de eso, hazlo en pequeñas tandas y sirve un café que huela a recién molido. Tus clientes apreciarán que te tomes unos minutos para moler café para ellos.

Confía en un profesional

No vale cualquier molinillo. Al igual que hay que prestar una especial atención a la calidad del grano de café, no debes olvidar invertir en un molinillo que te asegure grandes resultados. Piensa cuánto café molerás cada vez o cómo prefieres que sea la textura. Todo esto puede influir en tu elección, así que déjate aconsejar por tu proveedor de café y así garantizarás a tus clientes que el molido del grano se adapta a tu café.

Invierte en una buena cafetera

Al igual que pasaba con el molinillo, no todas las cafeteras son iguales. Como ya vimos en otro post, existen muchos tipos de cafeteras que se adaptan el tipo de café que quieres servir. Cuando tengas claro qué cafetera te conviene más (espresso, de filtro, chemex, etc.), estudia cuáles son las ventajas de las diferentes marcas y tipos de cafeteras e invierte en una que te garantice el mejor sabor.

El agua, de calidad

El segundo ingrediente más importante para preparar un buen café es el agua. El agua que utilices siempre tiene que ser de máxima calidad. Si el agua potable de tu municipio no cumple con este requisito, utiliza agua mineral embotellada que le dé al café el sabor que necesita. Prueba varias marcas y tipos de mineralización y combínalas con tu café para asegurarte de que el resultado es el mejor.

Leche entera y lo más natural posible

Si el cliente prefiere tomar café con leche, utilizar leche entera es sin duda la mejor opción. Las leches semidesnatadas o desnatadas, a pesar de conservar ciertas propiedades de la leche entera, pierden gran parte de su sabor y su porcentaje de grasa es menor. Este tipo de leche dota al café de cuerpo y de un sabor especial, imposible de conseguir con otro tipo de lácteo. Además, cuanto más natural sea la leche, mejor sabor tendrá el café.

En Cafés Sol y Crema nos apasiona hacer café. Por eso, desde 1971, tostamos el grano y lo distribuimos entre las mejores cafeterías y establecimientos hoteleros de España. ¿Quieres conocer cómo podemos sacar lo mejor de tu negocio? Contacta con nosotros.

 
Ctra de Almería, 34 - 18600 Motril (Granada)
Tfnos: 958 60 34 96 Fax: 958 83 49 17
email:contacto@cafessolycrema.com
Cafes Sol&Crema 2010®
 
Web realizada en Motril por: ICC